miércoles, 15 de agosto de 2012

Vuelta al Posets


Este verano decidimos probar a los niños y proponerles un reto bastante importante para su edad, Abril con 10 años y Gerard con aún 6 años se convierten en verdaderos montañeros tras cumplir esta chulísima escapada.

La vuelta al Posets es una ruta circular al macizo del Posets (3.369 m), que permite contemplar todas las caras del macizo durmiendo en los refugios de Angel Orús, Viadós y Estos.

Nosotros lo hicimos en 4 jornadas dejando el coche en el parking del valle de Estós y desde allí cogiendo un taxi que nos acercó al parking de Eriste desde donde iniciamos la ruta:
  •  Día 1: Eriste – Ref. Ángel Orús (2.150 m). Son 3 km con 550 m de desnivel positivo, empleamos 2h 15’
  •  Día 2: Ref. Ángel Orús – Ref. Biadós  (1.760 m). Son 9,6 km con 800 m de subida y 1.200 m de bajada, empleamos 8 horas justas.
  • Día 3: Ref. Biadós – Ref. Estós (1.890 m). Unos 11,5 km con 850 m desnivel positivo y 750 m desnivel negativo, unas 8 horas con baño en el río incluido.
  • Día 4: Ref. Estós – Parking Valle Estós. Son 9 km y 600 m de bajada que hicimos en poco más de 2 horas con sprint final incluido.

Así que los machotes del Gerard y la Abril se han currado 33 km y casi 5.000 m de desnivel acumulado por alta montaña pasando por un collado a 2.850 m, definitivamente les podemos dar el ‘carnet de montañero’.


Día 1. Eriste – Ref. Ángel Orús
La ruta circular completa se puede realizar cambiando el último día que hicimos nosotros por la travesía Ref. Estós – Ref. Angel Orús y hasta el parking de Eriste, pero con buen criterio pensamos nos castigar más a los niños y suvizarla, para ello hay que emplear un poco de logística, se trata de dejar el coche en el parking de Estós y desde allí llamar a un Taxi que por un módico precio de 50€ nos llevó al parking de Eriste, la parte positiva también es que te ahorras de dejarte medio coche en la pista de Eriste que está en muy mal estado y en un coche ‘bajito’ corres el riesgo de dejarte una rueda o algo peor y luego la grua o la rueda te costará bastante más.




El camino hasta el Ref. Angel Orús es una subida bastante mantenida tened en cuenta que haces más de 500 m de desnivel en solo 3 km, pero es una perfecta toma de contacto para ver si los tiempos que hemos calculado hacer con los niños se cumplen, y grata sorpresa cuando los niños andan vamos rápidos y una etapa que en la guías alpina marca con 2 horas la hacemos con las paradas necesarias en solo 2 horas y 15’, nos da moral para afrontar la dura etapa del día siguiente.
El refugio Orús es enorme bastante moderno y para sorpresa no está muy masificado, está llenito pero bien, la cena no mata la peor de los tres días. Dormimos bastante bien cada uno con nuestras sábanas de Sea to Summit y Nuri más friolera con la Thermolite.














Día 2: Ref. Ángel Orús – Ref. Biadós 
La etapa más dura y la afrontamos con la incertidumbre si los niños podrán aguantar tanto ‘tute’, la verdad es que los niños no se cansan pero se aburren y pierden la motivación y nos requiere a los padres una gran dósis de paciencia.




Salimos prontito y a las 7:40 ya estamos subiendohacia el Ibón de Llardaneta es un tramo que se hace largo y coincidimos con gente que sube para hacer el Posets, en 2 h 30’ estamos disfrutando de un tentempié con las maravillosas vistas del Ibón.




Ahora nos toca el tramo más duro de los 4 días la subida al Collado de Eriste 2.860 m de una fuerta subida pedregosa que haciendo ‘zetas’ nos deja arriba con unas vistas espectaculares.



La bajada al principio es bastante pedregosa pero la hacemos trotando y resulta divertida, pasada la primera hora de bajada a los niños parece que no se les acaba nunca y realmente se nos hace largo a todos llegar al refugio de Viadós, pero cuando por fin lo vemos al fondo del valle se nos alegra la cara.


Nos tomamos un baño reparador en el río al lado del refugio.


Ya nos habían avisado en el refugio de Viadós se come muy bien, y es cierto una cena abundante y de calidad nos repara del esfuerzo del día.

Día 3: Ref. Biadós – Ref. Estós
Superada la etapa de ayer el reto de hoy ya no nos asusta será algo menos de distancia y con un collado más tendido y de menor altitud. Así que con muy buen humor y explicandonos películas subimos hasta el puerto de Chistau a 2.577 m. desde donde las vistas son espectaculares.


La bajada también se nos hace un poco larga, por el calor y por los km acumulados en las piernas, un poco antes de llegar al refugio nos damos un bañito en río y descansamos al sol encima de una piedra.
Esta etapa es muy bonita por los caminos y las vistas que nos acompañan todo el trayecto.
El refugio de Estós tiene las duchas y lavabos fuera pero no nos presenta ningún problema ya estamos habituados a las comodidades de la montaña. Llegamos prontito sobre las 16 horas y no paran de llegar excursionistas, una verdadera procesión de gente que llega muy sudada y cargados con mochilotes impresionantes, la mayoría de ellos con el objetivo de al día siguiente abordar 7 tresmiles que se pueden encadenar en 7 horas desde el refugio.
La cena es más que aceptable un plato de lentejas con arroz y albóndigas de segundo.

Día 4: Ref. Estós – Parking Valle Estós
Como la última etapa es corta y no tenemos ninguna prisa nos permitimos alargar y levantarnos a las 7 am, desayunamos tranquilamente y afrontamos la última bajada con muy buen humor. El camino es suave y con vistas impresionantes, la verdad es que es precioso y un tramo muy recomendable sobre todo de bajada.



Han sido 4 días perfectos y nos lo hemos pasado genial, ahora ya estamos planteando retos mayores para estos pequeños montañeros.

No hay comentarios: